Objetos de valor en la moda y alta costura

alta costura moda Louis VuittonLouis Vuitton

La moda nos ha traído innovación en todos los sentidos, todo lo que se pone de moda, de alguna forma u otra, se hace valioso y por tanto muchos piensan en resguardarlo. Piezas de arte, joyería e incluso ropa coleccionable alguna vez fueron una tendencia de la moda y hoy en día son invaluables, al punto en que la gente se toma muy en serio su seguridad.

Llega al punto en que vemos que existen habitaciones con las últimas tecnologías donde solo se guardan vestidos de diseñadores muy reconocidos de la talla de Louis Vuitton o Vittorio y Luccino, con joyería y demás piezas de arte en las que uno puede encontrar una mina de oro si llega a dar con el acceso a dicha habitación.

Siempre hablamos del resguardo de nuestra casa ante la posibilidad de que alguien entre a robar, hablamos también de nuestros objetos de valor, pero nunca nos ponemos a pensar que es lo que tiene tato valor para la gente; la verdad es que probablemente lo último de la tecnología, lo que está “de moda” es lo que mas se lleva a un ladrón al entrar en una casa, además de dinero y las colecciones enteras, como ya he mencionado.

Los que ofrecen sistemas de seguridad como los profesionales que puedes encontrar en este enlace saben cuales son las necesidades de los que trabajamos en alta costura y no nos sirve una simple cerradura, es decir, queremos mantener nuestra tienda o casa lo mas segura posible, incluso podría decirse que nuestro afán por crear tendencias en moda es lo que genera nuestra necesidad extra por la seguridad.

No cabe duda que hay un respecto, casi obsesión por lo material, y en algunos casos está justificados, después de todo, esas obras de arte, las joyas y los vestidos son el testimonio de la historia, de los tiempos pasados, algunas, mas que un valor monetario, tiene un valor sentimental muy grande y sobre todo las colecciones mas antiguas de diseñadores de renombre como lo son Louis Vuitton y los vestidos de noche de épocas pasadas.

Quizá si no tuviésemos esa necesidad tan grande de resguardar nuestra historia, lo que hemos vivido, y no nos importase tanto lo material, hoy no tendría los niveles a los que ha llegado; quizá no seria tan atractivo este fantástico mundo de glamour.

No hay dudas de que la moda, dentro de su posibilidad, nos ha incrementado el gusto por lo auténtico sino el atractivo que nos presenta el poder vestir ropa de diseño con exclusivos estampados y cuidados bordados, también en la calle, seguramente seguro si lleva alguna pieza de moda, de alto valor, podrá apreciar su valor.

Quizá la alta costura y sus muchos novios en cuanto a amantes de lo ajeno se refiere, sea el precio a pagar por estar a la moda, por estar más cómodos, por encajar en nuestro entorno.